DIETARIO DE VENDIMIA 12. El precio de la uva en Mallorca (2)

07/09/2019

El Dietario de Vendimia 2019 es una obra coral de los viticultores y bodegueros de la DO Pla i Llevant que harán las aportaciones para ir construyendo la crónica de la vendimia de este año. Coordinadores: Andreu Oliver, Marina Vera, Antoni Bennàssar

Si comparamos la situación entre la Península y Mallorca encontramos una gran diferencia a favor de nuestros agricultores. Hecha una encuesta de urgencia entre los viticultores y bodegueros manifiestan que los precios oscilan entre 0,8 y 1,2 euros / kg de uva. Los agricultores manifiestan que el precio se establece en base a la calidad de la uva: madurez, estado sanitario o grado adecuado. Precio y calidad de la uva son factores que se retro-alimentan, dependen uno del otro. Si los precios son adecuados se puede mantener la calidad haciendo buen trabajo en la viña. Esta relación se transmite al vino, para hacer buen vino es imprescindible buena uva, si el vino es de calidad los precios de venta pueden ser superiores. Se trata de un conjunto de factores encadenados.

Otro aspecto es que los agricultores no dependen de un solo bodega, sino que sirven a varias. Aunque la relación viticultor/bodega se mantenga constante durante los años siempre hay la posibilidad de cambiarla. Existe una relación de confianza entre bodegas y agricultores, de tal manera que la relación se extiende a lo largo de los años, quitando la preocupación al campesino de si venderá o no y en la bodega si tendrá o no uva suficiente. Finalmente y muy importante, es tener en cuenta que en Mallorca no hay grandes mayoristas que puedan controlar la compra de uva los viñedos.

La preocupación sobre si se puede mantener a lo largo del tiempo este status quo viene de si se puede mantener o no el mercado actual. Mallorca es un polo de atracción internacional que hace que sean muchas personas las que quieran establecer sus bodegas aquí. Esto ha hecho que se dé un incremento espectacular en el número de hectáreas dedicadas al vino. En estos momentos la preocupación es si el mercado puede absorber estos aumentos. La otra preocupación es si tenemos un mercado bien consolidado con fidelidad de clientela o dependemos demasiado del turismo. La preocupación es que el exceso de crecimiento y la solidez / debilidad del mercado hagan que la oferta sea superior a la demanda.

Qué podemos hacer para mantener esta situación favorable?