El arte en el vino

27/12/2020. Orquestra Vivalví. Comunicación: videmallorca@gmail.com


Hemos afirmado muchas veces que el vino aspectos muy diferentes: historia, ciencia, tecnología, acción humana, cultura, en fin!. Y un aspecto más es el arte. Arte en el sentido de libertad, de creación, de las posibilidades que ofrece a que cada vitcultor, cada bodeguero, plasme en sus uvas y tipos de vino que elabora su imaginación, su búsqueda de la sutilidad. Luis Armero es un buen ejemplo, con su proverbial discreción, nada pagado de sí mismo, va haciendo su obra, sus vinos de gran personalidad.

LuísArmero explica la historia del Son Prohens


Un aspecto importante es la presentación de los vinos, el impacto visual que provoca el consumidor como último puente entre productores y consumidores, y aquí Armero también ha demostrado su buen ojo al elegir a Andreu Maimó, como pintor que ilustra sus etiquetas. La elección es acertada porque Maimó inspira su obra en la misma savia que alimenta las uvas de Armero, ambos arraigados en la tierra prima y el call vermell de los campos felanitxers y rematada su obra en la calma de la bodega y la tranquilidad del taller de pintura de Maimó que se abre hacia el mundo desde el jardín de Can Vent. No tiene por qué salir de este espacio íntimo, sus ojos y cerebro van llenos del mundo rural que le rodea.

Andreu Maimó


La Orquesta Vivalví estuvo encantada de degustar el arroz negro hecho por Maimó maridado con los vinos de Armero: Son Prohens y Collita de Fruits, dos vinos monovarietales de callet, un rosado y el otro tinto que manifiestan toda la expresividad que lleva esta variedad autóctona.
Y como siempre, después de la cata, que en este caso fue mucho más, los comensales nos dispusimos a investigar qué sonidos, qué músicas maridarían bien con la fiesta, qué temas musicales combinarían con la comida, la bebida y la compañía. Fue Climent quien primero inició la ronda. Para el vino tinto, dijo, yo me decanto por Barbara y su canción L’Aigle noir, que nos acercó hace años Maria del Mar Bonet. «Para el rosado, añadió, Bruce Springsteen, a través de cualquier blues de su último disco».

Luís Armero

La Pavana de Gabriel Fauré fue el tema que Arànzazu eligió para acompañar musicalmente el rosado, en cambio para el vino tinto, se decantó por Mozart y su aria Voi che sapette de Las bodas de Fígaro. Una vez más, la música francesa nos salió camino, ya que Pere citó, para acompañar el rosado, el segundo movimiento de la Sinfonía en re de Cesar Frank, que en su momento fue vista de forma, cuando menos, curiosa por la crítica francesa. Y como no podía ser de otra manera, tratándose de una reunión en la casa de un pintor, también mencionó, para redondear el sabor del negro, los Cuadros para una exposición de Mussorgski, pero no en la forma original para piano, sino en la orquestal que firmó Maurice Ravel y que es la que tienen en repertorio todas las orquestas del mundo.

Orquestra Vivalví (Arànzazu Miró, Climent Picornell, Pere Estelrich, Antoni Bennàssar)

Ficha de cata
Ficha de cata