Floración y fecundación. Diario de una cepa (4).

04/06/2021. ABR. Comunicación: web@doplaillevant

Al final de la primavera o principios del verano, según la variedad, se produce la floración de la planta. A las uñas que ya se habían formado cuando la temperatura sube hacia los 21ºC abran las flores. Cada grano de uva ha sido previamente una flor y cada grano se forma en el proceso de fecundación.


Las variedades que se cultivan son normalmente hermafroditas, es decir, la parte femenina y la masculina están en la misma flor, pero como se trata de una planta con una larga evolución han dado muchos casos diferentes. Las variedades más antiguas tenían pies machos y hembras. Otras flores unisexuales en la misma planta. Las anteras producen granos de polen que se depositan sobre el pistilo. Los granos de polen generan los tubos polínicos, por los que baja los gametos masculinos, que llegan hasta el óvulo donde se produce la fecundación. La fecundación es anemòfila, no precisa de insectos. Es el aire el encargado de transportar el polen.
En estos momentos del ciclo biológico cada grano de uva es un embrión que se irá desarrollando en los próximos meses. Crecen gracias al aporte de sustancias que se forman en las hojas en el proceso de fotosíntesis.