La Obreria Sant Jaume celebra patrono de Manacor con una muestra de vinos de aficionados

La Obreria Sant Jaume para celebrar la fiesta del patrón de Manacor organizó una gran cantidad de actos culturales y festivos. Este año, por cuarto consecutivo, ha incluido en la celebración una muestra de vinos de aficionados. Hasta trece bodegas diferentes ubicadas en Binissalem, Biniali, Sa Casa Blanca, Felanitx, Manacor, Montuïri, Pollença, San Llorenç del Cardassar y Vilafranca, dieron a catar sus elaboraciones de vinos blancos, rosados ​​y tintos y dos espumosos. Las variedades usadas para vinificar son muy diversas, desde las foráneas clásicas: chardonnay, cabernet sauvigon, merlot o syrah, a las autóctonas: callet, mantonegro, fogoneu o prensal. Cabe destacar la calidad que han conseguido estos viticultores que van mejorando año tras año en la medida que van dominando las técnicas de cultivo en la viña y el trabajo en las bodegas, que progresivamente van dotando de mejores tecnologías enfocadas a conseguir una mejor calidad. Los asistentes pudieron combinar los vinos con diversas especialidades de gastronomía mallorquina.

Previamente al acto se realizó una conferencia por parte de Antoni Bennàssar, presidente de Pla i Llevant y Vino de la Tierra Mallorca que explicó las categorías de vinos que existen actualmente que nombradas en sentido ascendente de exigencia son: vino de mesa, vino de la tierra o indicación geográfica protegida y de denominación de origen. Se hizo referencia al concepto de vino que representa cada una de estas categorías y los sistemas diferentes de control que existen. Para asegurar su calidad, especificidad y trazabilidad.

1 y 2. Público asistente a la conferencia. 3. Des de la izquierda: Artur Aguiló, concejal, Miquel Oliver, alcalde de Manacor, Antoni Bennàssar, Núria Hinojosa y Maria Antònia Truyols, concejales.