Catalina Martí, el vino homenaje de la bodega Pere Seda a su pionera

04/07/2022. ABR. Comunicación: promocio@doplaillevant.com

La bodega Pere Seda de Manacor ha presentado su vino blanco 2021, Catalina Martí, como homenaje  a la pionera  que inició la saga familiar de los Seda.

El vino fue presentado en un acto celebrado en la bodega Pere Seda de Manacor que fue introducido por Cristòfol Reus, gerente de la empresa y en el que intervinieron: Antuca Reus, en representación de las mujeres de la familia Seda ; Pere Crespí, enólogo, responsable de la elaboración del vino; Antoni Bennàssar, como presidente de la DO Pla i Llevant y Miquel Oliver, como alcalde de Manacor.

La bodega Pere Seda es una de las más antiguas de Mallorca, produce vinos desde el siglo XIX, en que empezó su actividad Pedro Reus Morro (Pere Seda). Junto a Catalina Martí pusieron trece hijos en el mundo. La mayoría de ellos también se dedicaron a elaborar vino abriendo bodegas en varios pueblos de Mallorca. Incluso tres de los hijos se desplazaron a Chile donde siguieron con el negocio del vino abriendo bodegas, que han tenido mucha importancia en el desarrollo del vino en aquel país austral. Actualmente, tienen abierta la bodega Santa Catalina. Hace una treintena de años las diversas ramas de la familia nieron sus diferentes empresas para establecer lo que ahora es Pere Seda. Es remarcable que una empresa familiar haya podido superar más de cien años de existencia, hay muchos casos en que empresas familiares no pueden superar la tercera generación. Pere Seda ya se encuentra en la quinta, que lleva las riendas de la empresa en estos momentos. En este siglo han tenido que superar muchas dificultades, el XX no fue fácil. Siglo que por el mundo del vino se culminó con la entrada en Europa que significó un cambio muy grande y un esfuerzo de adaptación a la nueva normativa muy importante. Desde tantos años atrás Pere Seda sigue con plana salud y actividad y elaborando excelentes vinos que cada vez son más apreciados.

El vino Catalina Martí es un coupage de diversas variedades de uva blanca que ha sido diseñado exclusivamente por las mujeres de la familia Seda. Este vino es todo un símbolo porque representa, por un lado, un homenaje a la pionera que inició la saga, por parte de las actuales mujeres de la empresa. Y por otro, representa el cambio de rol de la mujer en el mundo actual al pasar a cuidarse únicamente de la familia a tener un papel protagonista y activo en el mundo laboral. En todas las bodegas del Pla i Llevant hay mujeres al frente responsables de la toma de decisiones empresariales y realizar las tareas propias de bodegas y viñedos.

Finalmente, es remarcable el papel que juega Pere Seda dentro de la DO Pla i Llevant, formada por 14 bodegas. Pere Seda representa prácticamente el 50% de la producción de esta denominación de origen, pero nunca ha querido usar este evidente peso en la producción y el mantenimiento económico de la DO para desempeñar un papel preponderante a la hora de tomar decisiones. Sino, totalmente al contrario, siempre ha mantenido un  papel de cohesión y buen entendimiento entre viticultores y bodegueros. Justo es reconocerlo.